martes, 14 de abril de 2009

Imagen de Marca Personal ¿Quieres mejorar la tuya?

El próximo jueves día 23 de abril a las 19:30h compartiré mi visión sobre la Imagen de Marca Personal en una Sesion Flash en ESADE.

En el verano de 2006 empecé a interesarme por el que yo creía un nuevo concepto que denominé IMP (Imagen de Marca Personal) inspirándome en el término Imagen de Marca de País que creara Josep Francesc Valls con motivo de un interesante proyecto de investigación en el que tuve la oportunidad de participar asistiendo al profesor Valls en algunos pasajes(1).

La reflexión que hice en 2006 al pensar en IMP es que una persona podía utilizar en su provecho y de forma estructurada todas las herramientas a las que tradicionalmente recurrimos los profesionales del marketing corporativo para gestionar la imagen de marca de las empresas. El objetivo sería doble: por una parte ganar visibilidad, y además, transmitir los mensajes que resultaran más interesantes para la consecución de sus objetivos profesionales y personales. ¿Por qué no? Además, la evolución de los canales de comunicación y la aparición de nuevas tecnologías hacían este camino mucho más accesible. Pero para una persona, existen algunos vectores de comunicación más que para una organización: por ejemplo su comportamiento en la relación con otras personas; por ejemplo su aspecto personal; por ejemplo su voz y sus gestos. Además, una persona, a diferencia de una empresa o de un producto de nueva creación, nunca parte de cero. Una persona ya tiene una cierta imagen que ha transmitido –aunque sea de forma inconsciente- a todo su entorno: familiar, laboral, social,… De hecho, en cada uno de estos ámbitos, probablemente ha proyectado una imagen específica y distinta del resto. Y lo más importante, cada persona tiene su propia identidad, un factor fundamental que no puede obviarse.

Y me puse manos a la obra.

En estos casi tres años, he aprendido muchas cosas sobre IMP, realizando un concienzudo trabajo de investigación, reflexión y análisis.

Una de ellas es que yo no había sido la primera en darme cuenta de la importancia que adquiere la imagen de uno mismo para la consecución de sus objetivos personales y profesionales. El primero que dibujó el concepto de “marca personal” fue Tom Peters en su artículo “The Brand Called Yourself” que fue publicado hace ya mucho tiempo, en 1997. Más recientemente, y en nuestro país, destacan algunos nombres por su trabajo y por sus publicaciones en el ámbito de la marca personal (2). En realidad, los distintos términos que se utilizan para referirse a esta interesante idea “Marca Personal”, “Marca propia”, “Personal Branding”, “Marketing Personal”,… proliferan en la red, en las librerías, en las escuelas universitarias, en los seminarios profesionales, en la boca de los consultores y couchers,… ¡Parece que ésta vaya a ser la década de la IMP!

En estos casi tres años, también he consolidado mis propias ideas y reflexiones sobre el tema de la marca personal y sobre cómo desarrollar su gestión de la forma más eficiente. Ha sido un proceso en el que han contribuido no sólo mis esfuerzos para documentarme sobre el tema, sino también, y sobre todo, la experiencia acumulada durante casi veinte años de experiencia profesional en marketing corporativo y otros diez en los que he compaginado esta actividad con la docencia del protocolo. Sin olvidar que mi formación académica se había centrado en la administración de empresas, el marketing y las Relaciones Públicas.

Me gusta definir mi punto de vista sobre la IMP como un enfoque global, profundo y práctico.

Global en el sentido de que considero la gestión de la imagen de la propia marca como un proyecto en el que participan muchos y muy variados factores. No hay que perder ninguno de vista. Es también un proyecto a largo plazo en el que todo suma (o resta…).

Profundo, porque no me quedo en la superficie, no me conformo con las cuestiones cosméticas y pretendo llegar a lo que realmente es importante. Todo suma (o resta…).

Práctico porque me interesa el tema de la IMP, no tanto desde el punto de vista académico o puramente intelectual, sino como una herramienta más con la que una persona cuenta para alcanzar sus metas en la vida. Y no lo olvidemos, todo suma (o resta…).

Me alegra mucho poder compartir estas reflexiones precisamente en ESADE, la escuela en la que me formé como profesional, una institución de la que me siento muy orgullosa, y con la que siempre he estado profundamente identificada, pues comparto su visión y sus valores. Será en una Sesión Flash organizada por el departamento de Carreras Profesionales de la Asociación de Antiguos Alumnos.

----------------------

(1) Fruto de ese trabajo de investigación es el libro publicado en 1992 por la editorial McGraw-Hill bajo el título “La imagen de Marca de los Países”. Josep Francesc Valls es Catedrático del Departamento de Dirección de Marketing de ESADE.

(2) Andrés Pérez Ortega fue de los primeros. Desde 2004 se ha posicionado como uno de los expertos en el tema de Marca Personal, dedicándose a impartir cursos de formación y seminarios y manteniendo diversas páginas web con información muy relevante e interesante al respecto. No creo equivocarme al afirmar que es el más activo en el ámbito de la Marca Personal en España.
Luego tenemos a Neus Arqués quien en 2007 publico el libro “Y tú, ¿qué marca eres?” un pequeño manual con “las 12 claves para gestionar tu reputación personal”. Su especialidad es Internet, y eso queda reflejado en su obra.
El que más reciente ha aparecido en el panorama de la marca personal es Roberto Alvarez del Blanco, que ha publicado en septiembre de 2008 el libro “TU. Marca Personal”. Se trata de una extensa publicación subtitulada "Gestiona tu vida con talento y conviértela en una experiencia única". No he podido encontrar un blog(o página web) personal a la que enlazar su nombre para conocer sus detalles autobiográficos.

3 comentarios:

Andres dijo...

Hola Myriam, no te conocía, pero me parece que estás haciendo un buen trabajo y dándole un enfoque muy cercano al mío.
Hace falta que gente seria como tú vaya uniéndose a la "tribu".
Dame un toque cuando quieras y charlamos.

Myriam Rius dijo...

Hola Andrés:
¡Qué alegría (y qué honor) recibir tu comentario!
La verdad es que no había dado señales de vida antes porque quería estar bien preparada. Ahora, después de este tiempo de investigación y reflexión, creo que ya tengo cosas interesantes que aportar y compartir.
Estaremos en contacto, eso seguro.

Anónimo dijo...

Hola Myriam,

estuve en la ponencia en Esade el otros día y me gusto tanto que decidi acudir a tu blog para saber más cosas del tema. Muy interesante, enhorabuena!!
Te animo a que siga trabajando para "iluminarnos" a todos