viernes, 28 de enero de 2011

¿Hacía dónde vamos?... Nadie lo sabe...

Hoy se ha clausurado The Brandery, la feria de moda que se celebra dos veces al año en Barcelona desde que el "gran" Bread & Butter volviera a Alemania.

Como parte de las actividades de esta feria, destaca The Laundry, un "laboratorio de ideas" que hoy finalizaba con "El mundo de la moda en el nuevo paradigma" una conferencia a cargo de Alfonso Durán-Pich, analista, consultor y profesor de ESADE (entre otras actividades profesionales).

Han sido muchas las ideas interesantes que ha compartido el ponente.

La primera me ha parecido de sentido común -que como alguien dijo... a veces es el menos común de los sentidos...- y es de gran relevancia en el ámbito de la moda. Consiste en la siguiente propuesta: al lado de un emprendedor (el que tiene las ideas creativas, el entusiasmo y el talento) debería existir siempre un profesional de la gestión, es decir, el que tiene la experiencia y los conocimientos necesarios para aprovechar al máximo los cada vez más escasos recursos. Y es verdad, cuántos diseñadores con talento y voluntariosos no llegan a nada porque no son capaces de desarrollar un modelo de negocio adecuado. Esta colaboración empresarial, es un binomio necesario para alcanzar el éxito, o cuanto menos, la viabilidad. Estoy totalmente de acuerdo.

Otra idea interesante que ha compartido el ponente es la que ha denominado "la trampa de la especialización". Es cierto que la especialización es una clara tendencia que observamos en todos los ámbitos económicos y sociales desde hace unos años. Pero los niveles de súper-especialización a los que estamos llegando, están muchas veces reñidos con el progreso y con la capacidad para desarrollar una visión global de las situaciones. Sobre todo a nivel personal, y hay que saber encontrar el equilibrio adecuado para no caer en el aislamiento y la ineficiencia.

Pero la conferencia debía centrarse en el "nuevo paradigma". El profesor de ESADE ha aclarado que paradigma es lo mismo que "reglas del juego" y ha presentado los que -a su juicio- son los elementos que caracterizan la actual etapa socioeconómica, cuya aparición y combinación durante las últimas décadas han provocado la profunda crisis que vivimos. Veamos...
  1. Exceso de la capacidad productiva: si ésta se compara con la demanda. Y es la principal razón por la que grandes empresas de producción están cerrando sus fábricas y despidiendo a sus trabajadores. No es que sus modelos de producción no sean rentables, es que están dimensionadas para producir más de lo que el mercado necesita y tienen que re-dimensionarse.
  2. Endeudamiento. La sociedad occidental ha vivido por encima de sus posibilidades gracias al endeudamiento. Ha dicho el profesor Durán-Pich que la deuda privada en España es 3 veces nuestro PIB. ¡Una verdadera barbaridad! Pero... ¡la fiesta se ha acabado!
  3. Hiperconsumo. Un consumo exagerado y sin sentido que -por supuesto- tenía una razón financiera subyacente que lo impulsaba. Y, en este caso también... ¡ha llegado a su fin porque no es sostenible!
  4. Con la caída del muro de Berlín (1989), desaparece la antítesis del sistema capitalista, y con ello su hegemonía -dogmática- sobre otros modelos económicos.
  5. Imperio del mal gusto, consecuencia de una sociedad mediocre, en la que abundan los individuos mediocres, y que lideran unos políticos mediocres.
Por todo lo anterior, nos hemos adentrado en una profunda crisis sistémica. Es decir, una crisis que no sólo afecta  a la economía, sino también a la política y a los valores sociales. Afecta a todo nuestro sistema. Este es el nuevo paradigma.

Ahora bien, ¿hacia dónde vamos? Una pregunta clave que por el momento NO tiene respuesta. Y ha dicho Durán-Pich que resulta muy difícil ajustarse a un nuevo entorno cuyas bases aún no se conocen.

Si, es difícil, pero ante esta circunstancia recuerdo especialmente las recomendaciones del Dr. Mario Alonso ante la incertidumbre que plantea la actual crisis económica y que yo misma citaba en un post anterior titulado "El pensamiento precede al acontecimiento, si te empeñas, ganas siempre. Recetas contra la crisis." Son:
1) Espíritu explorador
2) Atención
3) Capacidad de aprendizaje
4) Creatividad

Todavía no sabemos hacia donde vamos, es verdad. Aún no conocemos las nuevas reglas del juego, estoy de acuerdo. Pero podemos afrontar la actual incertidumbre con éxito si nos empeñamos en ello.

PD (3 de febrero) - En relación a este post, Javier Biosca me hace llegar su artículo titulado La globalización: hacia un nuevo equilibrio global que publico gustosa por si, como sugiere su autor, aporta un poco de luz a esta encrucijada.

No hay comentarios: