miércoles, 2 de febrero de 2011

Sergio Rincón: soy especialista en hacer negocio de mis hobbies. Quien descarga juegos de forma ilegal, es un ladrón.

Conocí a Sergio Rincón hace ya quince años cuando coincidimos en Computer 2000: él como Director de la División Multimedia y yo como Marketing Manager de esta multinacional que ahora se llama Tech Data.

Siempre me ha parecido un profesional inquieto, honesto, agradable e inteligente. Alguien que ha sabido convertir sus hobbies en negocio. Me gusta su estilo. El pasado martes, Sergio Rincón era el protagonista del First Tuesday, el encuentro mensual de emprendedores, empresarios e inversores de negocios relacionados con Internet y las Nuevas Tecnologías que se celebraba en el club Hyde de Barcelona.

En primer lugar, Sergio hizo un breve resumen de su historia profesional, que se remonta más de 20 años atrás, cuando viajó a Estados Unidos y trajo unos “curiosos CDs” que le entusiasmaron. Eran los primeros videojuegos. Poco después, su iniciativa - ya convertida en negocio- fue adquirida por el módico precio de cien millones de pesetas. Cerró el trato y un contrato de trabajo muy blindado, con un ejecutivo al que Sergio admira profundamente: Néstor Cano, por entonces director general de Computer 2000.  Tras su salida de la multinacional, inició su colaboración con Planeta y once años después, se convirtió en su propio jefe, liderando diversos proyectos empresariales centrados en la producción, desarrollo y distribución de videojuegos. Una de sus empresas más conocidas es Korner Entertainment.

Pero casi más interesantes que su trayectoria, me parecieron sus opiniones y su visión del futuro digital. Por ejemplo y por citar sólo algunas de las que compartió con los asistentes:

Cuando Carlos Blanco –organizador y anfitrión del Firtst Tuesday- le preguntó sobre el binomio Facebook y videojuegos… Sergio dijo que rotundamente SI. Que no se puede ignorar el potencial que esta red social tiene como plataforma para la utilización y distribución de estos productos, pero también hizo especial hincapié en que se trata de un canal muy distinto a todo lo que conocemos hasta ahora y que va a cambiar significativamente las reglas del juego en lo que a distribución y licencias se refiere.

Y hablando de distribución de videojuegos, Sergio Rincón también anticipó una paradójica decisión que va a implementarse próximamente en sus empresas. Si bien reconoció que era el único de sus negocio que –por el momento- aportaba interesantes beneficios, anunció que habían decidido “cerrar” la compañía dedicada a la comercialización de videojuegos en cajas, según la distribución tradicional. El objetivo es centrarse, únicamente, en la distribución digital, la que se realiza a través de descargas en Internet. ¡Difícil decisión como él mismo reconocía! Pero que, desde mi punto de vista, indica también una inteligente visión de futuro…

Por último, habló de su propia opinión acerca de las personas que descargan videojuegos de forma ilegal o pirata. Es el único momento de la charla en el que Sergio demostró gran vehemencia. Para Sergio, estos usuarios son LADRONES. Si, con todas las letras. Dice que emprendedores como él, invierten todo lo que tienen –y lo que no tienen- para desarrollar un juego digital y luego, tienen todo el derecho a comercializarlo al precio que consideren oportuno: 5 euros, 50 ó 500. El que lo quiera, que lo pague, pero en ningún caso, el hecho de que el precio se considere demasiado elevado, legitima a nadie a descargarse el software de forma ilegal y pirata. Eso es ROBAR.

En realidad, la piratería fue otro de los temas tratados en el encuentro, ya que en España, en el mercado del videojuego supone más del 70% y es un dato escandaloso. Es decir, el 70% de los usuarios de videojuegos han obtenido el producto de manera ilegal. Sólo el 30% de los usuarios compran el producto por los canales oficiales (y este es un dato que debe tener muy presente todo business plan que se precie).

En fin, que fue un placer volver a ver a Sergio después de tanto tiempo y comprobar que sigue siendo el mismo de siempre. Eso sí, con mucho más camino recorrido y mucha más experiencia a sus espaldas. Pero la ilusión, la visión y su excelente trato no han cambiado.



1 comentario:

Anónimo dijo...

Your point is usefule for us. Thanks!