martes, 8 de abril de 2008

“El mundo está cambiando muy rápido” ha dicho Tony Blair en su conferencia de Barcelona

Hoy he disfrutado de la interesante conferencia que Tony Blair ha ofrecido en el Palacio de Congresos de Cataluña, en Barcelona.

A mi llegada al palacio, quince minutos antes de la hora señalada, me ha sorprendido la larga cola que había ante la puerta y los ejecutivos tan importantes que la formaban. ¿Qué tendrá Tony Blair para desplegar semejante poder de convocatoria?

Me han bastado los primeros 30 segundos del discurso del ex primer ministro británico, para darme cuenta de su enorme carisma y del poder de seducción que despliega. Nunca había tenido la oportunidad de verle en persona, y tengo que reconocerlo, me ha impresionado. Su porte elegante, su agradable tono de voz, sus gestos abiertos, su pronunciación pausada,... pero sobre todo, el contenido de sus palabras.

Blair ha empezado su conferencia agradeciendo la -según él- “benevolente” presentación que le han hecho sus anfitriones y alabando tanto a la ciudad de Barcelona como a España. Al mismo tiempo, conseguía la primera carcajada de la audiencia con una anécdota muy acertada. (Esto es empezar bien, ¡si señor!)


“Spain is a great country” ha dicho el sr. Blair y cree que debemos sentirnos orgullosos de ello. A mí me ha sonado sincero porque comparto esta opinión.

En seguida, ha entrado en materia. “The world is changing fast”, ha sido la reflexión central de la conferencia de Tony Blair. Y ha hecho especial hincapié en la palabra “fast”. Es decir, “El mundo está cambiando rá-pi-do”. Ante esta situación, que constituye un reto, pero también supone grandes o-por-tu-ni-da-des, la única opción es “re-plantear” nuestra estrategia. Blair propone basarla en una visión global y en unos valores globales, que seguro nos ayudarán a adaptarnos con la mayor celeridad posible a los nuevos escenarios.

En opinión del ex primer ministro británico, los principales retos a los que nos enfrentamos son:

- La seguridad. La amenaza terrorista, que no sólo procede de Irán, Irak o Afganistán; según Blair serían más de una docena de países de Oriente Medio.
- El cambio climático: se está produciendo, es un hecho. Y siempre en opinión del sr. Blair, hay que buscar el consenso de todos para afrontar este reto, porque las iniciativas de países aislados no serán efectivas.
- Las economías emergentes y su efecto en los precios. Por supuesto las que experimentan China e India, pero también las de otros países como Vietnam o Brasil, por poner un par de ejemplos.
- La interdependencia, la globalización. Son circunstancias que afectan a todos los ámbitos económicos y que no deben perderse de vista. Y se constata un cierto desplazamiento del centro de gravedad hacía el Este.
- La rapidez con la que se producen los cambios.


Para Tony Blair, ante esta situación la única respuesta posible es adaptarse. Y hacerlo a la misma velocidad con la que se producen los cambios. Insiste en que todo reto implica también interesantes oportunidades. La única fórmula que permite aprovecharlas es adoptar una actitud de apertura, que busque la participación de todos los países en términos de igualdad y que construya alianzas globales. Sólo las alianzas globales pueden producir acciones globales. Esta postura se contrapone al proteccionismo y al "encerrarse en uno mismo", actitud que, según Tony Blair, “no nos podemos permitir”.

Y todo ello basándonos en el siguiente sistema de valores:
- Libertad
- Democracia
- Justicia

Ha finalizado Tony Blair su parlamento asegurando que todas las personas deberían tener la oportunidad de triunfar.

Estas han sido, en grandes líneas, las reflexiones que Blair ha hecho en su conferencia, a la que ha seguido un turno de preguntas, de entre las que destaco las que me han parecido más interesantes.

José María Aldekoa, presidente de Mondragón Corporación ha pedido la “receta” para hacer frente a las economías emergentes y sus consecuencias en el mercado interior.
Blair le ha contestado que es crucial fomentar la calidad de la gente a través de la formación. Ha dicho que las universidades tienen en este sentido un papel muy importante. La cuestión no debe ser cómo “regular” el mercado sino como “dotar” a las personas para que sean capaces de moverse adecuadamente en este nuevo entorno. Dice Tony Blair que “La globalización está siendo gestionada por personas” y que la combinación ganadora se compone de innovación, creatividad y capacidad.

Joan María Nin, director general de La Caixa, quería conocer la fórmula de Tony Blair para integrar las cada vez más numerosas poblaciones inmigrantes en los países de Europa y en EEUU.
Blair ha contestado diciendo que todos los países occidentales están ya afectados por la inmigración. Y este proceso, no se puede parar. Siendo coherente con la filosofía que ha defendido a lo largo de su conferencia, el sr. Blair opina que se debe hacer frente a este reto desde una actitud abierta. Sin embargo, es muy importante que los países receptores conserven su identidad y fomenten el respeto a sus tradiciones y costumbres. Es innegable que la inmigración enriquece a un país a nivel económico, y esta circunstancia no se puede obviar, pero conservar la identidad de los países receptores es algo muy importante. En opinión de Tony Blair para que un inmigrante pase a ser ciudadano del país que le acoge debería aceptar antes ciertos valores.

Para terminar, sólo añadir que ha sido un evento organizado con gran elegancia y profesionalidad. Me gustaría expresar mi agradecimiento a las organizaciones que lo han hecho posible: la empresa de selección de directivos Seeliger y Conde, el bufete Cuatrecasas, la consultora inmobiliaria Newland, el grupo de instalaciones Abantia, la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD) y la multinacional tecnológica estadounidense EDS. Pero sobre todo, me siento especialmente agradecida a la persona que me invitó. ¡Gracias!

1 comentario:

Amor Pujol dijo...

¡Gracias por tu Contra! Su mensaje es inspirador y tus palabras lo plasman a la perfección.
Me quedo con la importancia de la calidad de las personas.