viernes, 30 de enero de 2009

Perspectivas económicas para 2009: el escenario incierto que dibujan los expertos de ESADE.

Ayer se celebró en ESADE una presentación-coloquio para analizar la delicada situación económica a la que ha conducido la quiebra del sistema financiero internacional, pero, sobre todo, para plantear un posible escenario para los próximos años.

Frederic Borrás, exalumno de esade desde 1977 y socio responsable del área de auditoria de KMPG en Cataluña inició la presentación con la pregunta más importante en la actual coyuntura económica –que en su opinión- es “¿Qué vendrá y cómo nos afectará?” a ella responderían seguidamente los ponentes.

Afirmó después que la mejor respuesta ante la situación económica que vivimos se resume en “aprovechar la coyuntura para mejorar la competitividad y salir reforzados de la crisis”. (Si, si, estoy de acuerdo. Pero ¡no es tan fácil…!)

Y terminó su breve intervención recordando al auditorio que el símbolo que en japonés identifica la palabra crisis, se compone de dos partes, una primera que significa “cambio” y la segunda que significa “oportunidad”. Es decir:

crisis=cambio+oportunidad
(Es verdad, pero yo siempre había oído decir, que era el símbolo chino, no el japonés…)

Llegó el turno de Germán Castejón, presidente de ESADE Alumni, dentro de cuyas actividades se enmarcaba esta conferencia. El sr. Castejón también ofreció un mensaje positivo diciendo “De todas las crisis se sale. Esta es una de las principales certezas.” (Menos mal, una buena noticia) y para dar paso a los ponentes terminó afirmando que ahora, lo más importante es analizar la situación para entender lo que está pasando.

Fernando Ballabriga, catedrático del departamento de Economía de ESADE empezó a darnos las malas noticias: la palabra que mejor define la perspectiva a corto plazo es INCERTIDUMBRE. Nadie sabe con certeza ni la profundidad a la que llegará la crisis en la que nos hallamos, ni la duración que tendrá.

Según el catedrático Ballabriga, antes de la crisis que estamos viviendo, atravesábamos un periodo excepcional de alto crecimiento generalizado. En efecto, de 2004 a 2007, el crecimiento económico a nivel mundial se cifra en el 4,8%. Sin embargo, en 2008 (y debido sobre todo al mal comportamiento de los indicadores durante el segundo semestre del año) este crecimiento había descendido en más de un punto porcentual hasta el 3,7%. La previsión para 2009 está entre el 0% y el 1%. Hemos entrado en clara recesión y estas cifras tan malas no se registraban desde la segunda guerra mundial. Afirmó este ponente que “lo peor, está por llegar”.

¿Por qué se ha llegado a esta situación?, según Fernando Ballabriga, debido a una “pócima maligna” que empezó a gestarse desde principios del siglo XXI y que se compone de los siguientes ingredientes:
- Gasto excesivo en Occidente
- Exceso de ahorro en Oriente (sobre todo en los países emergentes y países productores de petróleo y otras materias primas)
- Fallo del sistema financiero (de ámbito global) en la canalización del ahorro.

El desequilibrio existente, hace tiempo que había sido detectado por los analistas, lo que no se había previsto es que la situación de fallo del sistema financiero fuera a convertirse de forma tan rápida y dramática en una crisis tan profunda en la economía real.

Y volvemos a las preguntas clave: ¿cuán profunda y cuán duradera va a ser esta recesión? El catedrático compartió con nosotros sus previsiones, pero enfatizando el carácter incierto del futuro inmediato y que la situación, se deteriora semana a semana. Y puso el ejemplo del Fondo Monetario Internacional, que acaba de rebajar sus previsiones esta última semana, y lo lleva haciendo de forma brusca desde hace por lo menos dos meses.

Así que, veamos los datos históricos y las previsiones de crecimiento económico para el bloque de países que se cuentan en el grupo de los de economía avanzada (para hoy):

Y “no podemos hacer mucho más que hablar de estos datos” reconocía el catedrático de ESADE Ballabriga.

Vayamos a lo que más nos interesa, la zona Euro. Desde 2001, se observa una debilitación constante del crecimiento con unos índices de inflación que rozan el límite de la tolerancia. Actualmente estamos en recesión (es decir, con un crecimiento económico entre el 0 y el 1%) y la previsión es que la inflación baje drásticamente.

Es la primera recesión para la zona euro desde que se adoptó la moneda única. Así que, se pone a prueba el marco de ajuste económico propio de este grupo de países cuya política monetaria y cambiaría es común y sólo pueden hacer ajustes nacionales en política fiscal, precios y salarios. El reto es salir de la crisis con las herramientas disponibles.

El panorama para España es aún peor. Aunque vuelve a enfatizar el catedrático Ballesteros, que este escenario “es tan plausible como cualquier otro” debido a la enorme incertidumbre de la situación.

Así, la previsión para la economía española en 2009 sería que el PIB tendría un crecimiento negativo cifrado en el -3,3%. (Este dato es el obtenido del análisis realizado en las últimas 2 semanas).
El argumento es muy preocupante, ya que se basa en la previsión para la evolución del consumo privado (-1,5%), para la inversión en infraestructuras y bienes de equipo (-16%), para las exportaciones (-1,5%) y para las importaciones (-6,1%), que para todas las variables es claramente negativo. Y la única cifra que queda por encima del 0 es la que se prevé para la evolución del consumo público, que sería del 5%.

En todo caso, la incertidumbre es enorme.

Eso sí, el consumo es una variable crucial en España, porque su peso en el PIB, está cercano al 60%. Y cómo va a evolucionar el consumo privado es realmente incierto porque el desempleo va en aumento (y todavía las cifras no han tocado techo), alimentando la desconfianza y el temor de la población, lo que afectará –y muy negativamente- al consumo privado. Si esta cifra es peor que la prevista en el escenario de Ballabriga, el PIB se vería muy (negativamente) afectado.

Y llegó el turno de palabra de F. Xavier Mena, también catedrático del departamento de economía de ESADE, y al que conozco personalmente, ya que tuve la suerte de tenerle de profesor, y fue uno de los mejores, por cierto. No sólo por la claridad de sus explicaciones, sino por el punto de humor que pone siempre en su discurso, haciéndolo ameno y comprensible.

Pues bien, el catedrático Mena volvió a insistir en la idea de que “Estamos ante la crisis financiera más relevante que hemos vivido nunca. No se puede comparar a lo visto hasta ahora. Han caído auténticos gigantes. Lo imposible, lo impensable, ha sucedido. Y ¡¡¡lo que está por suceder….!!!!”

Decía F. Xavier Mena que parece que vemos la luz al final del túnel, pero que en realidad no sabemos si es la salida o un camión de gran tonelaje que se acerca a gran velocidad…

El agujero es enorme y sigue creciendo. Nada va a ser igual después de esta situación.

La sombra de la “Gran Depresión” se cierne sobre Estados Unidos, pero el escenario más plausible es que este país empiece a remontar la situación económica a finales de 2009. Por las medidas que está tomando la nueva administración Obama y por el carácter emprendedor del pueblo americano.

La clave en esta posible remontada, será también China. Ya que las últimas cifras de exportación han sido bastante negativas, lo que para el país asiático es muy preocupante. Como China exporta en dólares, no le interesa que baje la moneda americana, y a buen seguro colaborará para mejorar la situación de EEUU. China está experimentando un ajuste muy brusco, sobre todo debido a la evolución negativa de la bolsa y del sector inmobiliario.

Lo peor de esta situación –según el catedrático Mena- es que los distintos gobiernos del mundo, a pesar de la evidente globalización de la economía, NO están actuando de forma conjunta y coordinada. Cada uno realiza los ajustes que le resultan más interesantes o acertados, y ello repercute en un empeoramiento de la situación y en que se vaya a tardar más en salir de la crisis.

Por fin llegamos a España. En nuestro país, la situación es especialmente dramática y especialmente poco alentadora. F. Xavier MENA afirmó que, aunque no hubiera habido una crisis a nivel mundial, España hubiera entrado igualmente en recesión. El sector de la construcción se ha desmoronado. La industria automovilista está en una complicada situación, tras un drástico descenso en la matriculación de coches. La confianza de consumidores y comerciantes está bajo mínimos. El paro se va a disparar, afectando principalmente a los locales y no tanto a los inmigrantes. La morosidad ha sobrepasado los límites nunca vistos, y sigue subiendo.

Ha quebrado el crecimiento y resulta imprescindible restablecer las condiciones de productividad y competitividad.

No se ve salida en 2009 ni en 2010.

Las medidas que ha tomado el gobierno para “tirar” de la economía, a pesar de que han supuesto un gran esfuerzo presupuestario, no han servido para nada. Por ejemplo, la devolución de los 400 euros del IRPF, la subvención por hijo o la ayuda a los alquileres de viviendas (que ha sido mayoritariamente capitalizada por los propietarios).

No sabemos lo que va a pasar, pero una cosa es cierta: el panorama va a cambiar de forma drástica y el nuevo escenario va a ser totalmente diferente de lo que conocemos. El reto será adaptarse a una nueva forma de hacer negocios.




A todos los asistentes, se nos entregó un ejemplar del Informe Económico 08 recientemente publicado por ESADE con la colaboración de KPMG.



Este informe está disponible en versión electrónica aquí.

No hay comentarios: