miércoles, 2 de septiembre de 2009

"Muestra de un sueño" se prorroga hasta el final de septiembre.

Ayer asistí a un evento muy especial: la celebración del éxito de una exposición con el anuncio de su prórroga. Fue una experiencia deliciosa, y no sólo por el "cava de autor" que se sirvió durante el acto...

"Muestra de un sueño" es una exposición formada por una treintena de objetos de la colección de Josep María Queraltó que se exhibe hasta el 30 de septiembre en Tramart. La exposición se compone de distintas reliquias cinematográficas como carteles, linternas mágicas, filmadoras,... Sin duda lo más destacado es la cámara con tracción manual que utilizó Buster Keaton para filmar The Cammeraman, película que también produjo y protagonizó el cineasta en 1928. Se trata de un aparato fabricado en París, que data de 1910.

(En la foto Josep Maria Queraltó ayer en Tramart, junto a la cámara de Buster Keaton)

Esta que se prorrogaba ayer es una muestra muy pequeña si tenemos en cuenta que Josep María Queraltó atesora más de 15.000 piezas, seguramente, una de las mayores colecciones cinematográficas privadas de Europa.

Conocí a Josep María Queraltó en julio de 2007, cuando tuve el privilegio de visitar su colección con el mejor guía posible: el mismo Josep María. Miles y miles de objetos relacionados con el séptimo arte, todos en perfecto estado de uso, que ilustran la historia del cine, desde sus orígenes y precursores hasta nuestros días. Impresionante. Sorprendente. Fascinante.

Es una pena que el verdadero sueño de Josep María Queraltó, que es compartir todos estos objetos maravillosos con especialistas y profanos en un museo, todavía no se haya podido hacer realidad.

Josep María Queraltó nació en Vallbona de les Monges (Lleida) en 1937 y su historia de amor con el cine, empezó cuando tenía 14 años. Posteriormente, fundó la empresa Suministros Kelonik, dedicada a la fabricación y mantenimiento de equipos cinematográficos. Gracias a esta actividad empresarial, tuvo la oportunidad de visitar asiduamente las salas de proyección y hacerse con la maquinaria que las salas retiraban. Así empezó su colección, restaurando y manteniendo en funcionamiento estos equipos. Posteriormente, también se ha dedicado a la adquisición de piezas especialmente interesantes y valiosas. Los más de 15.000 objetos que forman su colección, llevan más de 10 años siendo catalogados y documentados.

No hay comentarios: