miércoles, 11 de noviembre de 2009

Dress Experience by Nutan Universe

La primera vez que supe de este proyecto, fue por boca del propio Nutan, un buen amigo de la época de estudiante, con el que he vivido situaciones muy especiales. En ese momento, "Dress Experience" todavía estaba en etapa de caos creativo, pero con una visión ilusionada e innovadora, Nutan me contaba sus ideas y me pedía que colaborara como protagonista de su primer prototipo.

Acepté encantada y sin pensarlo dos veces. Tras varias semanas de charlas, escritos y nuevas aportaciones, me llegó el momento de vivir mi taller holístico y psicológico. Este taller constituye el primer paso del proceso integral que hace posible el “Dress Experience”. Fue una experiencia fácil y divertida. Hube para ello de escribir –a mano- lo más importante de mi existencia en tan sólo dos folios, dibujar lo que Nutan me pedía, identificar los objetos que más amo de entre los que integran mi vida cotidiana; y lo más importante, elegir un proyecto vital, algo que anhelo conseguir en mi futuro inmediato o algo que quisiera potenciar en mi vida.

Con toda esta información, y con ocasión de mi asistencia a la exclusiva inauguración de una colección fotográfica titulada “Mística de Oriente”, Nutan hizo su parte, mostrándome la riqueza de contrastes de mi personalidad, y creando un concepto hermoso que reconciliaba mis contradicciones personales y psicológicas. Yo soy –según este diseñador holístico ha dicho- un regalo mágico. ¡Un regalo mágico!

De inmediato, este concepto se transformaba en una realidad y en una idea de vestido que luciría en esa especial ocasión. Una prenda en la que todos los colores y cada detalle tenían un significado y una razón de ser. El color púrpura por la magia, el rojo por la fuerza y la seducción, y los lazos porque… ¿quién se imagina un regalo sin lazos? Un vestido que cambia si es visto por delante o por detrás. Verdaderamente, este traje -hecho a la medida de mis anhelos y gusto personal- tenía magia, elegancia y distinción.
Mientras los bocetos y colores aparecían en el papel, los patrones se cortaban y las telas iban tomando la forma de mi cuerpo, un proceso paralelo -dirigido por Nutan- tenía lugar en mi interior.
El primer paso, inducido y consciente, fue sentirme como ese regalo mágico que soy. Así, en los últimos días me he esforzado en "desplegar mis poderes mágicos" para hacer felices a los demás, tal y como Nutan me pedía que hiciera. Y lo curioso es que yo también me he sentido muy feliz haciéndolo.
El segundo paso, y el más importante, iniciar el camino hacia mi objetivo vital. Con decisión, valentía y con la seguridad de poder conseguirlo.
La alegría, la satisfacción y el agradecimiento que sentí durante la primera prueba de mi "Dress Experience", siempre quedará en mi memoria, al igual que todas las emociones mágicas que durante estas semanas he vivido.

Y en cuanto a mi proyecto vital, si, creo que en breve se hará realidad. El Universo parece estar organizándose para ello, y … lo más sorprendente de todo… ¡sin mi intervención directa!. Yo me limito a ser... un regalo mágico...

1 comentario:

Carlos Olmo. El Blogofaro dijo...

Ya dijo hace tiempo el sabio que el Universo conspira a tu favor, el problema es que hay mucha gente que no está atenta y no se entera.