miércoles, 30 de noviembre de 2016

Sostenibilidad y Medio Ambiente: Megatrends del siglo XXI. Si no lo tienes en cuenta, pronto estarás fuera de mercado.

Los objetivos de desarrollo sostenible buscan erradicar la
pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad de todos.
No entender que la "imagen digital" era una tendencia arrasadora acabó con el liderazgo de gigantes como Kodak. Lo sé bien, porque lo viví desde dentro. Pues ahora, hay otra tendencia imparable: es la sostenibilidad.

Esta mañana he asistido a un interesante encuentro celebrado en el Palacio de Pedralbes de Barcelona: MarketPlace Ambiental, organizado por Tandem con el objetivo de poner en contacto a distintas iniciativas relacionadas con el medio ambiente y empresas que podrían financiarlas.

Al final de la jornada, he sido por primera vez consciente de que el interés por el Medio Ambiente y la Sostenibilidad no es una moda pasajera, sino una tendencia macro que empieza a ganar cada vez más peso, a nivel social y sobre todo a nivel económico. Las empresas deberían actuar en consecuencia y rápido, si quieren seguir siendo atractivas no sólo para los consumidores sino también para los empleados.

Yo iba en representación de EDMAKTUB, una asociación sin ánimo de lucro dedicada al estudio y conservación de las ballenas de la Costa del Garraf, a la que ayudo en tareas de marketing y comunicación.
Ha sido una mañana excelentemente organizada por Tandem, pensada para facilitar el networking y en la que hasta el catering era sostenible. Tras la bienvenida oficial, nos han presentado dos casos de colaboración entre ONGs y empresas. La primera me ha parecido especialmente curiosa e interesante. Consiste en la adecuación de zonas ajardinadas en entornos urbanos para fomentar la biodiversidad. Por ejemplo, plantando especies que sirven de alimento para las mariposas o instalando cajas-nido para pájaros y murciélagos. Los protagonistas de este caso-ejemplo, la inmobiliaria Colonial y la Fundación World Nature. Ahora, los empleados de Colonial almuerzan en la Reserva Colonial de Mariposas, con más de 40 especies de mariposas mediterráneas, mientras disfrutan del trino de los pájaros. Una estrategia win-win, muy sostenible porque fomenta la biodiversidad y todos ganan. A la empresa no le cuesta más dinero poner unas plantas que otras, los empleados son más felices en un entorno que fomenta la biodiversidad y la inmobiliaria, ha alquilado con más facilidad los espacios disponibles apreciando que los nuevos inquilinos valoraban el hecho de que las zonas ajardinadas fueran sostenibles. El siguiente video lo explica con imágenes.



En definitiva, Colonial ha obtenido mucho más de lo que ha invertido en sostenibilidad.

Después, hemos asistido a la presentación de distintos proyectos de entidades que buscan colaboradores, no sólo a nivel económico, también en forma de voluntariado o de apoyos varios. El denominador común, la ilusión, la generosidad y la profesionalidad. Yo he asistido a cuatro, a cual más interesante y creativo. Es una pena que no haya dinero para ellos y si para despilfarrarlo desde las instituciones políticas.

Pero lo más interesante de la jornada, desde mi punto de vista empresarial, ha sido la intervención de Imma Pérez, especialista en Comunicación Corporativa y Sostenibilidad. Curiosamente, ha sido la primera persona a la que he conocido al llegar, pues hemos tomado café en la misma mesa, y hemos tenido la oportunidad de charlar un rato.

Imma ha lanzado muchos y potentes mensajes, que incluyo a continuación a modo de lista para no extenderme demasiado:
  • El mundo actual es VUCA (Volátil, Incierto, Complejo y Ambigüo por sus siglas en inglés). El entorno cambia muy deprisa y hay que ser rápido en adaptarse.
  • Triunfan nuevos conceptos: economía circular (reciclaje) y economía colaborativa (aprovechar la experiencia de otras personas y empresas)
  • La Sostenibilidad no es filantropía, ni obligación legal, ni acción social. Es estrategia que genera acción e innovación. Es una filosofía empresarial.
  • La sostenibilidad es un modelo de gestión ético y transparente. No puede ser greenwashing, porque eso ya no funciona: la gente no es tonta y es muy difícil esconder la verdad en la era de Internet.
  • La nueva generación de consumidres es responsable y tiende a comprobar la trazabilidad del producto. Ya existen incluso Apps que ofrecen esa información en tiempo real sobre los productos del lineal. El consumidor se asegura así que su dinero va a las empresas que lo merecen.
  • La sostenibilidad ya no es un intangible, es más tangible que nunca (para los públicos de interés)
Imma Pérez también ha dicho que la Comunicación es clave en el proceso de integración de la sostenibilidad en el modelo de negocio: para implicar a la dirección y a todos los departamentos de la empresa. Una vez alineados todos los públicos internos, y no antes, hay que comunicar hacia afuera. Y hay que hacerlo de forma simple y transparente, porque la sostenibilidad es una cuestión democrática, que va dirigida a todos.


No hay comentarios: