miércoles, 13 de diciembre de 2017

Los directivos catalanes se pronuncian ante la situación política en Cataluña a través de un estudio presentado hoy en ESADE


Refem Empresa, Refem Catalunya es el nombre del estudio que se acaba de presentar en ESADE. Se trata de una encuesta realizada por Fernando Trias de Bes con el apoyo del profesor Xavier Mena.

Ante la situación política que se vive en la comunidad catalana, este estudio se propone dar visibilidad a la opinión de los directivos de Cataluña, que por su posición profesional, no pueden expresar lo que piensan ni compartir la información de la que disponen públicamente.

A continuación incluyo el resumen de lo que me ha parecido más interesante o llamativo. Si lo prefieres,  puedes acceder al resumen completo de los resultados aquí.



Sobre los participantes

Han participado 123 directivos de forma anónima, que representan a 157.000 trabajadores y una cifra de negocio que oscilaría entre los 6.000 y los 10.000 millones de euros. Son profesionales liberales, o directivos de pequeñas, medianas y grandes empresas y también de multinacionales. Estas organizaciones están representadas en la mayoría de sectores económicos. La experiencia media de los participantes en el estudio es superior a los 22 años, y en sus actuales empresas llevan una media que supera los 12 años. Los impulsores del estudio han insistido en que entre los participantes, estaban representadas todas las sensibilidades políticas.

Sobre el cuestionario y la metodología de análisis

Las opiniones y la información que se recogen en el estudio han sido obtenidas a través de un cuestionario digital integrado por 70 preguntas abiertas y cerradas que se han analizado cualitativa y cuantitativamente.


Principales resultados y conclusiones

Entre los principales mensajes que pueden extraerse de este análisis destaco los siguientes:
  • El grado de preocupación profesional ante la situación política en Cataluña es alta o muy alta para el 80% de los directivos encuestados, porcentaje que sube al 91% cuando se trata de preocupación personal.
  • A el 80% de los encuestados, la política les preocupa más que la competencia
  • El 44% reconoce que ha perdido clientes por causa de la situación política; el 18% son clientes del resto de España, el 15% de Cataluña y el 11% del extranjero. La fractura social se traduce en fractura comercial, y el 17% reconoce que sus clientes, si bien no han dejado de comprar, si han advertido que podrían hacerlo.
  • El 56% dice haber reducido sus ventas por causa de la situación política de los últimos meses.
  • El 58% dice que tiene proveedores o clientes que han cambiado su sede para garantizar la seguridad jurídica para la empresa (30%), por la incomodidad que supone la incertidumbre (21%), para estar al amparo del regulador (19%), por presión comercial de los clientes (15%), o para evitar el riesgo de una mayor presión fiscal o doble imposición (8%).
  • El 48% dice que el conflicto político ha afectado de forma negativa al clima laboral y la productividad, reconociendo el 12% de ellos que se han ocasionado incluso situaciones de despido o no renovación. Las huelgas han afectado negativamente a los negocios del 34% de los directivos participantes en el estudio.
  • En cuanto a las perspectivas para 2018; el 46% tiene paradas sus inversiones frente al 52% que dice no haber variado sus planes. 
El estudio también recoge las peticiones que los directivos encuestados hacen al Gobierno de España, al próximo Gobierno de Cataluña y a la sociedad.

A continuación, algunas de las peticiones más frecuentes (por orden de importancia) que los participantes en el estudio hacen a los gobiernos español y catalán.


Al Gobierno de España

Al próximo Gobierno de Cataluña
  1. Revisión de la Constitución
  2. Traslado del Senado y algunos ministerios a otras ciudades españolas distintas a Madrid, incluida Barcelona
  3. Una campaña a favor de Cataluña por parte del Gobierno de España
  4. Incentivos fiscales para que las empresas que han salido de Cataluña vuelvan
  5. Pacto fiscal
  6. Afrontar y trabajar para erradicar los boicots recíprocos
  7. Equilibrar las inversiones públicas: Corredor Mediterráneo
  1. Un manifiesto rápido, claro, concreto y sin matices de respeto a la legalidad
  2. Renunciar a pactos con formaciones que defiendan la salida de la UE.
  3. Una campaña de publicidad en tres ámbitos: Cataluña, por la concordia; Estatal por las relaciones y puntos en común; Internacional de estabilidad y seguridad.
  4. Medidas para incentivar el retorno de las sedes
  5. Invertir en Barcelona como Hub
  6. Acciones concretas para reconstruir los puentes rotos entre catalanes y el resto de los españoles.
  7. Hacer de Barcelona un punto de entrada del talento directivo y cultural

En definitiva y como colofón final: la mayoria de directivos coincide en que:

"La política es más fácil de arreglar que la economía y que los conflictos políticos no deberían dañar a las empresas"

Puedes acceder al estudio completo aquí


No hay comentarios: